Unos padres australianos querían llevar a sus tres hijos de vacaciones, pero los menores prefirieron quedarse en casa para estar conectados en Internet, en lugar de ir a la playa. No obstante, los papás de los pequeños optaron por cargar con el módem y llevarlo de viaje con ellos, en lugar de sus hijos quienes dijeron que salir era ‘aburrido’.

Chris y Cassie Langan compartieron en Facebook la historia de cómo prefirieron llevar al ‘miembro de la familia más trabajado’, su módem, de vacaciones en lugar de sus hijos, quienes argumentaron que salir era ‘aburrido’.

«Módem tuvo un día fantástico al no ser usado por los niños y fue hermoso no escuchar quejidos constantes. La única queja fue que Evan (uno de los hijos) estaba mortificado porque sacamos nuestro módem al público», finalizaron.