Te has preguntado cómo funciona la renta de vientre o también conocida como maternidad subrogada, en este artículo te explicaremos como funciona este proceso en México.

Parejas que no pueden tener un hijo, parejas homosexuales o mujeres y hombres que quieren tener un hijo son los principales en realizar esta práctica, ya que es una solución real y segura, aunque también existe la adopción.

Sin embargo, el rentar un vientre tiene un precio muy pero muy alto ya que varían de 2 mil hasta en 100 mil pesos, además de que se debe realizarse un buen contrato.

Estos son los estados de la república mexicana en que se regula la gestación, se desconocen y que se contemplan en el sistema legal.

ESTADOS QUE PROHÍBEN LA MATERNIDAD SUBROGADA.

  • San Luis Potosí.
  • Querétaro.
  • Coahuila.

ESTADOS DONDE SE CONTEMPLAN LA MATERNIDAD SUBROGADA

  • Colima.
  • Estado de México.
  • Zacatecas.
  • Michoacán.
  • CDMX.
  • Hidalgo.

En los estados restantes de la república mexicana no se contemplan dentro de los códigos penales, es decir, que la gestión no está prohibida ni permitida.

Maternidad subrogada

Esta práctica es con fines de lucro que tiene implicaciones legales, médicas y montos que reciben las madres sustitutas por sus servicios.

Una mujer presta su vientre para gestar a un ser humano, la fecundación puede ser por fecundación in vitro o inseminación artificial, también puede ser por participar en la composición genética del bebé.

Los pagos por la renta del vientre los cubren los solicitantes y van del cuidado prenatal, costo del embarazo y el parto, así como alimentos, citas al doctor, entre otras cosas.

Lo más recomendado para estos casos, es realizar un contrato con la mujer que rentará el vientre, en las que desglosan que gastos cubren, el tipo de fecundación, cuidados prenatales, pagos, términos legales (para asegurar la entrega del bebé).

México es blanco de la renta de vientre, sin embargo, existen países en donde es más barata esta práctica como lo son Rusia, Ucrania e India.

Si decides recurrir a esta práctica debes tener en cuenta el costo, el cuidado y términos legales, ya que es una decisión trascendental para la pareja o individuo que dese tener un hijo por este medio.