El pasado 8 de enero el avión Boeing 737 Ukraine International Airlines se estrelló cerca de Teherán acabando con la vida de 176 personas.

Por lo que el director de la Agencia de Aviación Civil de Irán, Alí Abedzadé, respondió que es “científicamente imposible” que un misil iraní haya provocado este trágico accidente.

Ya que la Inteligencia de EU., Reino Unido y Canadá creen que la aeronave fue derribada por un misil iraní.