[quote source=”Ming-Lian Tan, CEO”]

No tiene que ser solamente un teléfono de gaming, sino un teléfono para gamers

[/quote]

La reconocida marca de ordenadores y accesorios para gamers, ha anunciado recientemente el lanzamiento de su nuevo móvil siendo bien recibido por curiosos y fanáticos de la marca. Entre las críticas destacan la velocidad de los cuadros por segundo que corren los juegos, transiciones entre aplicaciones, su gran diseño, sus potentes altavoces y la cámara, que ha dejado mucho de qué hablar. El teléfono sin duda ofrece una experiencia única y casi perfecta.

Empezando por el elemento más notable del equipo, cuenta con una pantalla de IGZO LCD de 5,7” (resolución 2K), una amplia gama de colores vivos gracias a su display Wide Color Gamut, pantalla Gorilla Glass 3 y su tasa de refresh de 120 Hz, han convertido a la pantalla que todos quisieran en su Smartphone a partir de ahora. Aunque suene maravilloso y perfecto, la pantalla no ofrece el brillo más envidiable en exteriores.

razer phone

Su gran y pesada anatomía de 200 gr, lo hace un móvil difícil de guardar en los bolsillos, haciendo hasta ligeramente dificultoso usarlo de modo vertical, pero esto se compensa con los juegos en modo panorama, las bocinas no son obstruidas en el agarre haciendo un gran honor a la tecnología Dolby Atmos que viene integrada. Algunos usuarios se han quejado de la falta de ranura para conectar los auriculares de 3.5 mm y un adaptador que pudiera resultar difícil de sustituir.

En cuanto la cámara, ha dejado mucho que desear, aunque cuenta con una cámara doble de 12 megapixeles con apertura de f/1.7 y f/2.6 las fotos que toma el móvil no son dignas del costo que pide. El zoom del equipo no ha podido superar por nada a la calidad de otros equipos de alta gama.

No hay fiabilidad ni seguridad a la hora de disparar y estar convencidos de que conseguiremos una buena foto incluso en condiciones favorable.
– Javier Penalva para Xataca

Pasando a la parte interna y funcionamiento del teléfono, el Razer Phone puede presumir un procesador Snapdragon 835 con 8GB de RAM y GPU Adreno 540, así como una capacidad de almacenamiento de 64 GB expandibles a 2 TB. Cuenta con sistema operativo Android 7.1.1 Nougat con actualización a Andriod 8 Oreo.

Finalizando con la batería, está obligada a soportar al potente teléfono, es de 4.000 mAh y se presume que la carga de la batería completa se hace en 54 minutos exactamente. Con su tecnología de QuickCharge 4 permite el funcionamiento del equipo pueda resistir varias horas en sesiones de juego.

Una propuesta arriesgada pero que hasta ahora ha sabido aprovechar la compañía, en todo caso, si eres un amante de los videojuegos y la fotografía no te importa mucho, definitivamente este móvil es para ti.