Dimitry Medvedev, quien es el primer ministro de Rusia y todo su gabinete han renunciado este miércoles.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, agradeció a los miembros del gobierno su trabajo, pero agregó que “no todo funcionó”.

El anuncio se produjo después de que Putin propusiera enmiendas constitucionales que debilitarían a su sucesor y le darían el poder al primer ministro y al parlamento.

En su declaración, Medvedev indicó que el gabinete renunciaba para despejar el camino para las reformas propuestas por Putin.

Putin “describió una serie de cambios fundamentales en la constitución, cambios significativos no solo en una serie de artículos de la constitución, sino también en el equilibrio del poder en su conjunto”, dijo Medvedev en su declaración, que se emitió en la televisión estatal rusa.